Tratamientos Faciales

Los tratamientos estéticos de la cara se puede resumir en tres módulos: el tratamiento de la estructura que sostiene el rostro y le da la forma (cirugía), el tratamiento de las arrugas y surcos de la piel de la cara (toxina botulínica y rellenos), y el mejoramiento de la calidad de la piel facial para mejorar su brillo y salud, eliminar manchas y arañitas vasculares y darle tonicidad (Laser, Radiofrecuencia y otros) . Pueden realizarse en conjunto (para lograr el resultado perfecto) o en forma individual.

Cirugía Facial

El  pionero de los tratamientos faciales.

El más respetado, temido, alabado y criticado. 

En las manos correctas, sigue siendo el más gratificante para el paciente. Y gracias a la evolución de la técnica promete mantener su reinado por mucho tiempo más.

 Cirugía Facial: el tratamiento de la estructura


Rellenos Faciales y Toxina Botulínica

Los dos procedimientos estéticos más realizados en todo el planeta (estadísticas de ISAPS afirman que ambos suman más del 50% de todos los tratamientos) permiten resultados excelentes, seguros e inmediatos cuando son bien realizados. Producen una notable mejoría facial por si mismos, y son el complemento perfecto del resto de los tratamientos.

Toxina botulínica y rellenos: el tratamiento de las arrugas y surcos


Tratamientos Laser y de Radiofrecuencia

La gran avanzada tecnológica de la era que termina de completar el tratamiento facial: la restauración y el mejoramiento de la piel. La eliminación de manchas y la restitución del colágeno.

Laser y Radiofrecuencia: el "acabado" final de la superficie facial